Migas

Para hacer unas buenas migas hacen falta tres personas: un trabajador, un generoso y un gandul. El trabajador para menearlas un buen rato, el generoso para poner mucho aceite y el gandul para echar poca leña al fuego.

 

Ingredientes para 4 personas

1 litro de agua

1 "litro" de harina (un poco menos de volumen de harina que de agua)

0,25 litros de aceite frito

sal

 

Utensilios imprescindibles

Una sartén de hierro de unos 30 cm de diámetro y 10 cm de altura.

Una rasera de hierro.

 

Preparación

Se pone a calentar el agua en la sartén y se sazona.

Cuando está empezando a hervir se echa toda la harina, repartiéndola por toda la superficie del agua. Se sigue moviendo hasta que se absorbe todo el agua. Se pone el aceite repartido por el fondo de la sartén, donde se habrá quedado pegada parte de la masa. Cuando el aceite se ha repartido por todo y tras darle unas vueltas a la masa hay que arrancar los "pegaos" y toda la masa que se ha adherido al fondo y paredes de la sartén. Si la sartén no está usada para migas es bastante probable que no salgan "pegaos".

A partir de ahora sólo queda ir meneando las migas hasta que la masa se vaya deshaciendo y se cueza poco a poco.

Una vez cocidas se sirven en la misma sartén, de donde comen todos.

 

Acompañamiento

Hay gustos para todos. Unos prefieren comerse las migas "con la cuchara", es decir, sin necesidad de ningún acompañamiento, sin embargo, para otros, lo mejor de las migas es contar con un buen número de platos a su alrededor en donde puede encontrarse: tomate, tomate seco frito, pimientos asados fritos, pimientos secos fritos, pimientos tiernos fritos, costilla de cerdo frita, caldo de pimentón, remojón, uva, rábanos, ajos asados, ..., y no pueden faltar unos buenos boquerones fritos.

 

Bebidas

También en este punto es el gusto personal el que manda, así que el vino del país o una buena cerveza puede servir, aunque el contraste del dulce con lo salado es sorprendente. Hay gente a quien le gusta comer las migas acompañadas con café con leche o con café solo.

Recomendamos, aunque parezca chocante, comer las migas bebiendo Coca-Cola. Parece que no pega ni con pegamento, pero pruébalo y cambiarás de opinión.

 

Algunos trucos-consejos-observaciones

  • Cuando estamos poniendo el aceite, si vemos que están quedando un poco secas, se puede añadir un poco más de aceite. Si, por el contrario, están demasiado blandas puede añadirse un puñado de harina.
  • El fuego no ha de ser muy fuerte, pero se ha de escuchar cómo van cociéndose con el aceite.
  • Si es de vuestro gusto, cuando se ha puesto el aceite se pueden añadir unos cuantos dientes de ajo pelados crudos, que se cocerán a la vez que las migas.
  • Atención con que no queden duras, porque estarían muy desabridas.
  • La forma de mover las migas es meter la rasera que roce por el fondo de la sartén y voltear las migas que queden encima para después, con el pico de la rasera, se emparejan los montones dejando llana la superficie. Esto sin parar, una y otra vez.
  • Si al voltear la rasera las migas del fondo de la sartén salen tostadas hay que bajar el fuego.
  • Las migas estarán en su punto cuando el montón de migas que se hace al voltear la rasera se deshace solo.
  • Deberíamos de utilizar la sartén sólo para hacer migas, para que no se pegue pero, a la vez, se hagan pegados. Después de comer se limpia la sartén con papel de cocina, sin lavarla, despegando muy bien los pequeños restos que puedan quedar. Una vez bien limpia, se pone una cucharada de aceite crudo y se unta bien toda su superficie, para evitar que se oxide.
  • El tipo de fuego a utilizar no es lo mas importante, con la condición de que pueda regularse. En la lumbre de leña es lo mas romántico, aunque puede que no lo más cómodo, con fuego de gas es ideal por su facilidad para controlarla potencia del fuego, aunque si sólo tienes una vitrocerámica no te preocupes e intenta hacerlas.
  • Si la sartén no se ha usado nunca para hacer migas, mejor no tener invitados en casa esperando que nos luzcamos con las migas, porque puede haber sorpresas. Es recomendable haber cocido agua un buen rato antes y freir los pimientos en la sarten antes de hacer las migas.

 

Duración y dificultad

Las migas: de 30 a 40 minutos, en función de los blandas que hayan quedado.

Los acompañamientos: dependiendo de lo que se prepare, puede que más que las migas.

La dificultad es media y "decrece" rápidamente cuando hemos hecho varias. Cuaquiera que sea un poco "cocinilla", hombre o mujer, puede atreverse a hacer unas migas y que en un par de veces le salgan muy buenas.

 

A disfrutarlas y dejad vuestros comentarios y trucos en el foro.