Navidad.

La Noche Buena y la Noche Vieja son los días centrales de la Navidad somontinera.

La Noche Buena es el gran día de la cena familiar, de los villancicos, del agüilando, de la Misa de Gallo y de que alguien diga "¡¡¡Pascua es!!!" interrumpiendo al sacerdote. Antes, tras ese grito cantaban "Los Pastorcillos", villancico proscrito.

La Noche Vieja es la de la fiesta con los amigos, la de comerse las uvas, unos en casa, otros debajo de la torre de la iglesia, la de acostarse tarde y, algunos, mal. Final de un año y, a la vez, inicio de otro. Vuelta a empezar.