Mayo, mes de María.

Somontín sigue siendo un pueblo con una gran tradición cristiana. El mes de mayo es una muestra de ello.

Durante todos los días, a primera hora de la mañana, suenan las campanas y convocan en la iglesia a quienes quieren iniciar el día con una oración a la Virgen María, la Meditación.

Por la tarde, antes de la puesta de sol, vuelven a sonar para celebrar las Flores. Como su nombre indica y coincidiendo con unas fechas en las que el campo está floreciendo, se reza el Rosario y se ofrecen a María una oraciones como si de flores se tratase.