Siglo XVI. Apeo y repartimiento de las casas y tierras de Somontín tras la expulsión de los moriscos.

Con el título de "LIBRO DE APEO, REPARTIMIENTO DE SUERTES Y DEMAS INSTRUMENTOS PERTENECIENTES A LA POBLACIÓN DE LA VILLA DE SOMONTIN" encontramos, en un muy bien ordenado archivo del Ayuntamiento de Somontín, con la referencia "Serie 3 - Legajo 4º - Documento 537" en el apartado de "Documentos de Valor", una copia del libro con el apeo del lugar y repartimiento de suertes a los nuevos pobladores que Felipe II mandó hacer tras la expulsión de los moriscos de Reino de Granada en el siglo XVI.

El libro es un grueso volumen de unas 600 páginas, con el título de la tapa ilegible, escrito a mano y encuadernado en piel, con algunas marcas del paso del tiempo, como un quemado en el lomo, algunas hojas arrancadas y ciertas anotaciones de quienes han ido consultándolo en diferentes épocas. Entre estas últimas cabe reseñar, por lo curioso de las mismas, las cuentas a lápiz de la última página, que calculaban los años que habían pasado, hasta esa fecha, desde que se hizo la copia en 1.771, incluyendo un error en la resta de uno de los personajes que la hicieron a final del siglo XIX.

Se trata de una copia, que incluye el correspondiente certificado de autenticidad, que data del 1.771 con la transcripción del Libro de Apeos y Repartimiento que se empezó a escribir a partir de 1.572.

Cuando empieza la narración del libro, con un escrito del 8 de marzo de 1.572, hemos de imaginarnos un Somontín como un pueblo fantasma, despoblado, y con algunas señales, aunque pocas, del paso de una guerra civil. Hasta el año anterior, 1.571, el pueblo estaba poblado de moriscos, musulmanes convertidos por la fuerza al catolicismo desde 1.502. Aquella época dejó profundas huellas que definieron la imagen y la forma de vida del pueblo, algunas de las cuales continúan presentes en Somontín.