Origen

Con la poca información con que se cuenta, nos aventuramos a afirmar, en base a las argumentaciones que aportaremos a continuación que:

  • Somontín fue fundado con anterioridad a la invasión musulmana del siglo VIII por pobladores de lengua latina (posiblemente romanos).
  • Su nombre procede del latín "SUMMUS MONTIS" que quiere decir en la parte más alta del monte.
  • Desde su origen se encuentra situado en su ubicación actual.

 

El nombre

Dice el arabista del siglo XIX Francisco Javier Simonet en su "Descripción del Reino de Granada sacada de los autores arábigos", en la edición de 1872, (obra basada en documentos medievales de orígen árabe) que en dicho reino existió una mezcla muy importante de linajes y razas, formando una diversidad de elementos español, arábigo y bereber. "El elemento latino no es el de menos importancia en la nomenclatura geográfica de este reino ya que en esta tierra quedó una porción de población romana y gótica que conservó sus leyes y su idioma y con mayor razón los nombres geográficos de ríos, montes, ciudades y fortalezas". Al elemento latino pertenecen muchos nombres en que entran las palabras de elementos geográficos, como monte (Mondújar, Montefrío, Montillana, Somontín, ...), campo (Campillos, Campo Téjar, Cambea, ...), canal (Alcanar, Caniles, Canales, ...), torre (Torrox, Turre, Turrilla, ...), valle (Vélez, Bellidos, Belefique, ...), ...

En la misma obra Simonet dice que "los demás pueblos notables de esta provincia, que datan de la época árabe, y cuyos nombres constan por su mayor parte en aquellos autores son los siguientes: ...Hisn Somontan, hoy Somontin, ...".

Buscando el significado del nombre de Somontín podemos establecer algunas teorías diferentes, como las siguientes.

 

Teoría del "sub"

Tomando el latín como lengua de la que procede el nombre, la teoría "histórica" y aceptada tradicionalmente es que el nombre de Somontín procede de la unión de "SUB" y "MONS-MONTIS". Esto conduce a que su significado sería "debajo del monte".

De esta forma es como se interpreta en el "Breve diccionario de topónimos españoles" (Emilio Nieto Ballester. Alianza Editorial). Allí se indica que esta es su procedencia, al igual que otros topónimos como Sopeira (Huesca), Sopetrán (Guadalajara) que procedería de "sub petra", Surroca d'Ogesca (Girona) de "sub roca", ...

En "Etimologías españolas" (Vicente García de Diego. Cultura e Historia, Aguilar) de forma genérica, no refiriéndose a topónimos, a muchas de las palabras españolas que comienzan por "so" les atribuye el origen latino de "sub".

 

Teoría del "summus"

También tomando el latín como lengua de procedencia, otra posibilidad es que Somontín se forma a partir de la unión de las palabras "SUMMUS" y "MONS-MONTIS". Su significado sería entonces "en la parte alta del monte".

De esta forma es como se describe en el "Diccionario de topónimos españoles y sus gentilicios" (Pancracio Celdrán. Espasa).

Aunque no aparece explícitamente el nombre de Somontín, en la "Enciclopedia de los topónimos españoles" (Joseph Maria Albaigés. Enciclopedias Planeta), se describen todos los que comienzan por "som" como procedentes de "summus". Así es el caso de Somorrostro, Somosierra y Somport .

 

El nombre árabe

En diferentes lugares aparece en la literatura árabe perteneciente al periodo 711-1492 el nombre de Somontín. Suele aparecer escrito de diferentes formas: Shumuntan, Sumuntan, Somontan, ..., y acompañado en bastantes casos de la palabra "Hisn", que significa fortaleza, castillo e incluso en algunas ocasiones los árabes lo utilizaban para indicar que el lugar estaba protegido por una cerca.

Podemos dar por sentado que el nombre no tiene un origen árabe, por varios motivos: es demasiado evidente su procedencia del latín ya sea en una u otra de las formas descritas, y no se corresponde con ningún significado que pueda identificarse en árabe.

La dificultad que entraña para la lengua árabe la traducción de palabras cuyo origen está en otra lengua, en este caso el latín, es enorme, debido a que en la escritura arábiga no se suelen señalar las vocales breves y cada traductor, transcriptor o intérprete de un texto puede introducir variaciones sustanciales en la estructura de la palabra.

Normalmente vemos traducido el nombre como Shumuntan o Sumuntan. La trascripción literal de tal como se escribiría en árabe sería Shmntn o Smntn lo cual añade poca luz para conocer mejor el significado original del nombre.

 

Restos arqueológicos

Cortijo de Carrillo

En la zona del cortijo de Carrillo se han encontrado restos de origen romano. Esta zona se encuentra a unos 2 km al sureste del asentamiento actual de Somontín.

En esta zona encontramos pequeñas fuentes de agua. Se encuentra en la parte plana del Valle del Almanzora, a poca altura por encima de otros lugares como Purchena, Tíjola o Urrácal y es un emplazamiento que entraña mucha dificultad para su defensa por ser plana y sin una clara visibilidad para advertir ataques enemigos.

 

Cortijo Ríos (las Terreras)

En las Terreras, junto al Cortijo Ríos, también se encontraron numerosos restos humanos pertenecientes a un cementerio. Desgraciadamente no se conservan documentos gráficos ni de cualquier otro tipo que puedan ayudar a datarlos. Por los testimonios orales, se trataba de un cementerio con numerosas tumbas individuales con losas de piedra de base y otras que en forma de V invertida protegían al cadáver. Estos forma de enterramiento es idéntica a otras encontradas en otras zonas de España y que corresponden a enterramientos prerromanos. Por lo elaborado de las tumbas es poco probable que se tratase del enterramiento posterior a una batalla, sino que más bien sería lógico pensar en un enterramiento permanente y que debería de corresponder con algún núcleo de población cercana.

La zona en la que se podía situar este núcleo de población, igual que ocurría con el del Cortijo de Carrillo, es de difícil defensa, por tratarse de una zona en una pequeña ladera de una montaña (la Loma de los Pinos) y en la orilla de la rambla de Somontín.

Posiblemente sean las condiciones climatológicas y sus consecuencias lo que más pueda llegar a condicionar la estabilidad de un asentamiento humano en esta zona. Bien es cierto que no podemos asegurar la existencia de fuentes permanentes de agua en esa zona hace 20 siglos, pero si nos atenemos a la situación actual y al tipo de terreno que allí se encuentra, no hay fuentes de agua abundantes y permanentes. Las que podemos encontrar están claramente ligadas a las condiciones climatológicas. Así, tras un periodo de sequía de varios años, prácticamente todas la fuentes de la zona se secan o bajan tanto su caudal que resultaría difícil poder abastecer a personas y animales sin necesidad de desplazarse varios kilómetros.

 

Plaza del Santo

En las excavaciones que se realizaron para la construcción del sistema actual de alcantarillado, al final de los años 80, apareció un esqueleto humano en la plaza del santo, aunque no se continuó excavando ni se identificaron otros restos que ayudasen a datar el cuerpo.

 

Otros restos

Desgraciadamente no se han conservado los restos arqueológicos que han ido apareciendo.

En la construcción de los cimientos de una casa en la zona de La Cigarra se encontraron lo que, por la descripción, debían de ser depósitos de cereales. Se trataba de grandes huecos en el suelo, perfectamente realizados y tapados con una piedra.

A ciencia cierta que, voluntaria o involuntariamente, se han ido destruyendo a lo largo de la historia restos que podían haber ayudado a comprender, en primera persona, la historia de nuestro pueblo.

También han aparecido enterramientos humanos cerca del Cementerio actual.

 

Ubicación

Por el origen latino del nombre de Somontín, y a falta de más datos que lo concreten, la fundación de este pueblo sería, con total seguridad, anterior al siglo VIII.

Teniendo en cuenta varios factores, la ubicación original de Somontín puede, igual que el origen del nombre, dar lugar a dos teorías diferentes:

 

Teoría de la doble ubicación

Hasta el momento se ha supuesto que la ubicación original de Somontín era la zona del Cortijo de Carrillo, siendo ese asentamiento romano el origen del pueblo, tanto en cuanto a asentamiento como en nombre. Posteriormente, ya en época musulmana, se habría producido el traslado a la ubicación actual para asegurar, fundamentalmente, la defensa.

Si tomamos la "teoría del sub", es decir, que el nombre de Somontín significa "debajo del monte", observando la orografía de la zona y lo que sería normal al poner un nombre a la misma, no existe ningún monte cercano con la suficiente entidad como para hacer evidente que aquella está "debajo del monte". Es mucho más evidente en las ubicaciones de Tíjola, Armuña, Purchena, ..., que sí se encuentra en el pie de las montañas. Por tanto, podíamos decir que no resultaría demasiado lógico unir el asentamiento del Cortijo de Carrillo con el nombre de Somontín, entendido como "debajo del monte".

Si tomamos la "teoría del summus", Somontín significa "en la parte alta del monte",la posibilidad de que allí sea donde se encontraba el Somontín original prácticamente quedaría descartada.

 

Teoría de la ubicación única

Si tomamos como válida para el origen del nombre de Somontín la "teoría del summus", estaríamos diciendo que cuando se fundó el pueblo estaba encima del monte, en su parte alta, para ser exactos.

Si observamos desde las poblaciones principales del río Almanzora (Purchena, Tíjola, ...) y a lo largo del río, Somontín se observa allá arriba encima de un peñasco en la ladera superior de la montaña. Sólo hay que subir o bajar por la carretera actual en coche para observar el cambio de presión debida a la fuerte pendiente que hay que salvar para llegar del río Almanzora al pueblo.

Hay que considerar que el Valle del Almanzora ha sido una zona fronteriza permanentemente, lo cual obligaba a ubicar los asentamientos humanos definitivos en lugares fácilmente defendibles y con un suministro de agua constante y suficiente.

Así, teniendo en cuenta todas las ventajas que a nivel defensivo, en cuanto a existencia de agua, en cuanto a la posición estratégica para advertir a otros pueblos de la zona de movimientos enemigos y, tomando como origen del nombre "encima del monte" (Summus Montis), se podía afirmar que este pueblo fue fundado en su ubicación actual por habitantes de lengua latina.

---------------------------------------- 

COMENTARIOS ANEXOS:

 En el FORO ETIMOLÓGICO "LINGUAWEB" encontré una referencia a este artículo, no precisamente positiva, sino comentando los errores en los que se caía habitualmente sobre la lengua árabe. Corregí el error y, aunque había pasado mucho tiempo les contesté y Francesc tuvo la amabilidad de aportar cierta información que considero de interés, aunque vaya en contra de los argumentos expuestos en este artículo. A continuación copio los dos post en que me contestaba:

  • Está mejor, pero de todas maneras, si me lo permites, opinaré un poco sobre el origen de este topónimo.Seguramente, a la vista de la forma actual y de las formas documentadas en árabe, la forma original fue el latín SUB MONTANUS (compárese con el nombre de la comarca oscense del Somontano). Me extraña que en árabe no se escribiera la vocal tónica, puesto que está suele ser sentida por los árabes como larga y las largas sí que se escriben. En cualquier caso, el cambio de Somontán a Somontín se debe, con bastante probabilidad, a un fenómeno muy característico del árabe hispánico: la imela, que consiste en el cierre de la vocal a en e o en i. Un ejemplo: Bibalarrambla no significa '¡Viva la Rambla!' sino 'puerta de la rambla' (bab ar ramla en árabe clásico, pero bib ar ramla en árabe hispánico).Un cordial saludo y enhorabuena por tu página.

 

  • Por otra parte, por la explicación que das sobre la ubicación del pueblo se hace difícil sostener que el étimo sea SUB MONTANUS. Por otro lado, sin embargo, SUMMUS MONTIS es insostenible, porque en romance debería dar *somonte o *somomonte. Quizás hubo primero un asentamiento llamado SUMMUS MONTIS y después se erigió un castillo al que se le dio el nombre de Somontán (<*SUMMUNTANUS, es decir (castillo) de SUMMUS MONTIS o de *Somonte.Por ahí debe ir la cosa. En cualquier caso, una etimología satisfactoria para Somontín debe justificar la existencia de la -n final y de la -í- (que no puede proceder de una i breve latina, pero sí de una -a- que ha sufrido el efecto de la imela hispanoárabe).