Somontín: Todo por la patria

Casi el 80 por ciento de los vecinos de este pequeño municipio almeriense está ligados al cuerpo de la Guardia Civil en menor o mayor medida. Hoy ya se reconoce tal honor por las calles del pueblo.

SON algo más de medio millar de habitantes el censo de vecinos del término municipal de Somontín diseminados a lo largo y ancho de los dieciséis kilómetros cuadrados de superficie del municipio.

Enclavado en las estribaciones de la sierra de Las Estancias y a unos 116 kilómetros de la capital, Somontín sigue siendo, porcentualmente en cuanto a su número de habitantes, la mayor factoría de agentes de la Guardia Civil, Policía y efectivos de la Fuerzas Armadas nacidos en esta localidad durante los últimos años y que actualmente ejercen sus funciones por toda la geografía española.

El pasado 27 de marzo, el municipio con su alcalde a la cabeza, Ramón Rueda, celebraron un acto en honor a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el acto homenaje y reconocimiento se fijó en una placa conmemorativa que desde ahora será un referente para los somonteños y visitantes, afirmó el alcalde.

No sería aventura decir que casi un setenta o setenta y cinco por ciento de los vecinos de esta localidad, buena parte de ellos jubilados, están directa o indirectamente relacionados con la Guardia Civil.

Las cifras, en su día recopiladas por Antonio Azor Oliver allá por 1989 situaban a Somontín como una auténtica "fabrica" de agentes de la Benemérita. De los miles de vecinos nacidos en este enclave almeriense a lo largo del desaparecido siglo XX, alrededor de unos 120 nativos han pertenecido o pertenecen a la Guardia Civil y otro casi medio centenar repartidos entre agentes del Cuerpo Nacional de Policía y miembros de las Fuerzas Armadas. Esto datos fueron recordados por el coronel jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Almería, Francisco Jiménez quien señaló durante el emotivo acto, el profundo arraigo del pueblo con la Guardia Civil.

Fue en modo alguno, una vocación o necesidad nacida fundamentalmente en los años sesenta al agotarse los filones de las minas de talco de su sierra, que en la década de los cuarenta y especialmente durante el año 1942 Somontín mantenía una producción de casi 8.000 toneladas de talco, casi la mitad de la producción nacional.

Los vecinos de esta pequeña localidad almeriense se sienten especialmente orgullosos de sus paisanos, los hermanos Pedro y Carlos Acosta García, militares de profesión que alcanzaron el grado de general y fueron respectivamente gobernadores militares de Ceuta y Melilla.

Hoy la vocación de los vecinos de Somontín por integrarse en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ha variado sensiblemente. El horizonte de ofertas de trabajo para los jóvenes se suele quedar a escasos kilómetros del municipio trabajando al amparo del mármol o abriéndose camino fuera de nuestra geografía provincial.

Hace años la tradición de ingresar en la Guardia Civil o en otros cuerpos de seguridad se iba transmitiendo de padres a hijos. Ahora sería muy difícil que ocurriese como en los años sesenta una incorporación masiva a la Guardia Civil. Todo ha cambiado. Desde la propia estructura del Cuerpo hasta la mentalidad de los jóvenes nativos.

Somontín, un pueblo que adora a la Guardia Civil , a finales del año 2009 hizo por fin realidad la la inauguración oficial de una ermita que alberga la imagen de la Virgen del Pilar y la creación de la Hermandad de la Virgen del Pilar, que de alguna manera agrupa a decenas de familias enteras vinculadas a la Benemérita residentes aún en el pueblo.

Son más de treinta las familias en las que los abuelos, padre hijos e incluso nietos han vestido el honroso uniforme de la Benemérita. Este fue el caso de Manuel Oliver, guardia civil retirado con dos hermanas casadas con guardias civiles y tres sobrinos agentes de la Benemérita. Hace unos veinte años Somontín tenía censados, hijos del pueblo, a un total de cincuenta y cinco guardias civiles en activo, ocho en la reserva y ocho agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Hoy lógicamente un elevado número de ellos por imperativos de la edad ya no están en activo. Somontín, fue bautizado en su día como el pueblo más seguro de España.

Pese a la extensa nómina de agentes de la Benemérita o de la Policía Nacional nacidos en este pueblo almeriense afortunadamente no ha habido que lamentar víctimas mortales por las acciones del terrorismo que en la provincia dejó un balance de nueve victimas mortales en los años ochenta. La violencia del terrorismo a lo largo de su historia respetó a los agentes y vecinos de Somontín, pero que se sumaron al dolor de las tragedias vividas por sus paisanos de las localidades de Oria o Fines. Sin embargo la muerte no ha sido totalmente ajena, ya que al menos en los últimos quince años, media docena de jóvenes de la localidad vinculados a la Guardia Civil han muerto victimas de accidentes de tráfico en acto de servicio o en simples accidentes de circulación.

Pese a esa estrecha vinculación de Somontín con la Guardia Civil resultaba extraño que ninguna de sus calles o plazas tuviera una de ellas dedicada a la Benemérita o quizás un monolito que recuerde a la Institución. Las aspiraciones de sus habitantes se han cumplido con la inauguración de esta placa conmemorativa. Había veces en que se juntaban más de veinte o treinta guardias civiles en el pueblo. Todos de aquí. Padres, hijos, sobrinos. Mas de la mitad de de los vecinos estaban ligados a la Guardia Civil. Somontín era sin duda el pueblo más seguro de España, y del mundo.

En 1981 hubo un acto de suma importancia. Con motivo de recaudar fondos para arreglar una parte de la iglesia que se había caído, la gente del pueblo cooperó magníficamente y después de abonar los arreglos, al ver que sobraba dinero, el ayuntamiento decidió comprar una imagen de la Virgen del Pilar- patrona de la Guardia Civil- y hacer una gran fiesta en su honor. Desde el ayuntamiento se invitó al general Aramburu Topete, entonces director general para que viniese al acto y aunque aceptó, finalmente excusó venir por una serie de compromisos pero si estuvieron presentes el Capitán General de la IX Región Militar, el coronel Jefe del Tercio de la Guardia Civil, los gobernadores civiles y militares de la provincia y el Jefe de la 2112 comandancia de Almería.

Publicado el 4 de abril de 2011 en elalmeria.com la edición digital de el Diario de Almería,
Autor: José Ángel Pérez