Visita guiada

Somontín es un pueblo pequeño, sencillo, con calles empinadas, muchas casas blancas y una gente entre la que la acogida se encuentra entre sus mejores virtudes.

Si te pierdes, si es que es posible en un pueblo de este tamaño, no dudes en preguntar. Sin duda que obtendrás generosamente la ayuda que necesites.

En tu visita no esperes encontrar grandes monumentos ni parajes únicos que le hagan destacar en exceso de los pueblos de alrededor. No obstante, sí que encontrarás muchos rincones con encanto, y vistas maravillosas a todo el Valle del Almanzora.

Prepara tu cámara de fotos, poco peso en la mochila, unas gafas de sol, escoge una hora que no esté entre las 12 del medio día y las 5 la tarde de un día de verano y disponte a disfrutar del paseo.