2014 - José Acosta Oliver: Sin olvidar a los abuelos

Buenas noches: Señor Alcalde, Concejales, Comisión de fiestas, Autoridades, Parientes, Vecinos y visitantes de Somontín, amigos todos:

Me ha tocado aceptar la amable invitación del  Iltmo.Señor Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Somontin, para pregonar las fiestas del 2.014.

Me siento hijo de Somontín como el que más. Muchos años de ausencia 35 en total no han podido arrancarme el profundo amor que profeso a mi “Patria Chica”.

Tuve muchos titubeos en un primer momento para aceptar. Casi me desanimó la responsabilidad. Estuve en un tris de pasarle el testigo a otro. Pasé  desde la sorpresa inicial por la inesperada noticia a la alegría y orgullo por la tarea encomendada, finalizando con el “acojono” de la responsabilidad que para mí supone ser el pregonero de las fiestas de mi pueblo.

En tan poco intervalo de tiempo y el Señor Alcalde esperando la respuesta mirándome fijamente queriendo adivinar lo que pensaba, pasó por mi mente los pregones precedentes de un nivel intelectual muy alto de personas ilustres, pregones que recordaban los pasajes vividos por ellos. Yo seguía pensando si le digo que sí.¿de que voy a hablar yo en el pregón?,¿Qué de nuevo puedo aportar?.

El corazón pudo más que la razón y le dije que aceptaba encantado tan tentador reto y luego la razón y el corazón ya me guiarían en mi discurso.

Y aquí me tenéis:

Dicen los entendidos en pregones que para inaugurar una fiesta correctamente, y que los oyentes no se duerman, es necesario que la parrafada no se alargue demasiado, que lo bueno si es breve es dos veces bueno. Vamos a intentar ir por ahí.

El pregonero debe estar alegre y tranquilo, que no se desmadre demasiado y se muestre cercano. Yo os puedo decir que estoy contento de estar aquí y que no me desmadraré. Aunque tranquilo no estoy.

Antes que nada, daros las gracias por vuestra asistencia, y recordar con cariño y respeto a los que ya no están aquí pero sí en nuestros corazones, en nuestros recuerdos, a todos los que se han ido, a los que echaremos de menos ya por siempre.

Quiero también enviar un abrazo a todas las personas que por diferentes motivos, enfermedad, trabajo, estudios, no pueden este año celebrar con nosotros las fiestas, estoy seguro que con las nuevas tecnologías, sabrán estar puntualmente al día de los actos. Contamos con ellos para el próximo año.

Bueno, después de este largo prólogo, solamente daré una pincelada de mi vida.

El que ama sus orígenes, el ámbito de la vida que lo acogió en sus primeros años, no cede fácilmente a la tentación del desarraigo. Y que tendrá Somontín que tanto arraíga. Eso nos los hemos preguntado infinidad de veces mi esposa y yo en nuestros 35 años recorriendo media España, debido a mi profesión de Guardia Civil, sirviendo con honor a los españoles, asegurándoles la paz y tranquilidad que los pueblos merecen .Para ello he tenido que sacrificar a mi familia, mi mujer y mis tres hijos, digo sacrificar en el buen sentido de la palabra. Cuando me destinaron a Macael con 22  años y mi mujer 21 en plena juventud, podía haberme quedado toda mi campaña y los hijos hubiesen crecido ahí y su madre tranquila los hubiera criado, pero como se casó con un Guardia Civil un poco polifacético he cambiado de destino y especialidades quizá mas de la cuenta, cuando estaba 2 años en un destino, otro cambio (cada cambio siempre ha sido mejorando de situación), a mover familia a conocer nuevas personas, de ahí viene que mis hijos se adaptan a todas las inclemencias y sobre todo mi señora María de la tranquilidad del Sur de España al Norte, nada menos que 11 años, se adaptó de maravilla. Y eso que dos años de los primeros de los 11 fueron en un pueblo 90% aberchales, donde en los comercios le daban la espalda, no podía preguntar quién era la última, nadie contestaba, fueron duros esos dos años y el culpable de todo era yo, y los sufridores mi familia. Siguiente destino a la Ribera de Navarra, Tudela , una gran ciudad, ahí cambiaron las cosas, ya ves si cambiaron que mi hija Loli se quedó allí, se caso con un Guardia  Civil de los pocos que hay navarros y consecuencia de esa unión 2 nietos navarricos y orgulloso que estoy, mi otra hija Fini por razones de trabajo se vino a Almería y se casó con uno de nuestra tierra, fruto de ello otros 2 nietos.Mi hijo Pepe tiene muy buenas relaciones en Navarra, pero por destinos de la vida ahora está en Londres soltero, no digo nada pero es capaz algún día de emparentarse con alguna polaca, rusa o que se yo si la vida ha evolucionado tanto que está loca, comparándola con nuestros años de juventud. Este pasaje que acabo de comentar es para que  veáis la vida que llevamos los Guardias y la familia con tanto cambio de destino se van quedando los hijos en diferentes lugares del País.

No quiero meterme en este campo porque hay mucho que contar y he prometido que la parrafada sea corta y amena para que no os durmáis.

Las aventuras de juventud y las vivencias que son muchas donde deberíamos contarlas sería en el local de la Tercera Edad, cuando nos reunimos para hacer un bingo y merendar es el momento idóneo para esas tertulias.

Gracias a la Asociación de la Tercera Edad, aparte de lo que he referido anteriormente, de vez en cuando nos reunimos y disfrutamos de una buena paella en la que también hacemos buenas tertulias. Hemos viajado por casi toda España habiendo contribuido junto con nuestros Guardias Civiles hijos del pueblo a llevar el nombre de Somontín por toda España, quiere decir que Somontín es conocido en muchos lugares, de los que podemos estar orgullosos.

Hoy Ramón gracias a vuestra invitación, tengo que expresar los motivos por los que estos días son tan especiales para mí. Los pueblos no son  sus términos municipales,  ni las calles, ni las fuentes o las plazas, son las personas que apuestan por vivir juntos y se comprometen con proyectos comunes. Este es el legado que hemos recibido de nuestros antepasados y que tenemos que transmitir a los que nos suceden. Un pueblo lo hacen además sus tradiciones, sus fiestas, su iglesia, su escuela.etc. Si sabemos mantener y potenciar todo esto seguiremos teniendo sentido y futuro. Un pueblo que sabe divertirse a fondo, en paz y armonía, es un pueblo culto y sabio. SIN OLVIDAR A LOS ABUELOS:

Hace muchos años me enseñaron un proverbio que nunca he olvidado, me contaron que “del árbol vienen los frutos y del fruto nacen los bosques que llenan nuestros campos”, pues nuestros años, los de nuestros mayores, reflejan lo que dicen estas palabras.
Los nietos que hoy veis correr por nuestras plazas y calles son el bosque que el árbol de  nuestra vida nos invitó a plantar.

Si estos niños son el orgullo de vuestra casa, os lo debemos todo a vosotros, de los padres  y abuelos aprendimos a vivir.

La ONG más importante y desinteresada del mundo sois los abuelos, porque sin vosotros el País se paralizaría, pensando en quien iría a recoger a los niños a la salida del colegio, o quien cuidaría de ellos cuando se ponen malos.

También confío en que más pronto que tarde, se salga de la crisis económica, que deje de ser noticia “la prima de riesgo” la palabra Rescate o los malos augurios de algunas instituciones económicas, por bien de todos y sobre todo de las futuras generaciones, espero que volvamos a la senda del progreso y bonanza de la que nunca debíamos haber  salido.

Como es de bien nacido ser agradecido, vuelvo a mostrar mi gratitud y la de mi familia al pueblo de Somontin, gracias a ti Ramón y a tu Corporación Municipal por haberos acordado y confiado en mí para dar el pregón de este año.

En difinitiva, digo bien alto y claro que  puedo presumir que soy de Somontín.

Gracias a todos por vuestra paciencia, por haberme escuchado y estar aquí.

Alegraos, que con esta fiesta ha llegado el momento de  la alegría, saludaros unos a otros como si fuera la primera vez y  como viejos amigos, bailad, cantad y reir.Dejaros  llevar por la música,  romper por unos días la monotonía de todo el año, a seguir trabajando juntos, a  aparcar las diferencias, para conseguir un pueblo más  habitable y feliz.

Sin más preámbulos y con el fin de no aburriros más con mi  retórica, os deseo que todos disfrutemos de la fiesta y lo pasemos lo mejor posible y que con salud esperemos las próximas.

VIVA LAS FIESTAS DE LA VIRGEN DE AGOSTO
VIVA SOMONTIN