Pueblecicos

Antes de verano, navegando por Internet, encontré este artículo con fecha 6 de junio de 2006 en el blog "El Rincón de los Almagro".

Les dejé un comentario y, misteriosamente, desapareció el artículo completo. Ahora lo he encontrado en el caché del Google, porque en la web de origen continua desaparecido.

Este amigo ha estado (o continúa estando) trabajando en Somontín y ha aprendido bastante de nuestras costumbres y paisanos.

Dicen que no ofende el que quiere sino el que puede, así que con este principio hemos de tomar este artículo, y, aunque leer este tipo de cosas acabe molestándonos, hemos de estar muy por encima de quien las escribe, tanto en educación como en civismo.

Esta experiencia también ha de servir para enseñarle a alguno que a esto de Internet tenemos acceso ¡¡¡hasta los somontineros!!!.

Que os sirva de diversión.

 

¿Pero qué caprichoso es el destino? Ya sabía yo que no atender a las clases de historia de Doña Cecilia en el instituto iba a tener sus consecuencias…Y es que algo me decía que la Historia y Geografía contada por ella era tan aburrida como el que se dedica a pelar naranjas. ¿Para qué iba yo a pretender entender como era el hombre en la Prehistoria si puedo disfrutarlo en cada rincón de este pueblo? Jajaja ¡Viva la madre que me parió!, que estará descansando en la gloria en su casa patiñera de lunes a viernes que es cuando disfruto de la convivencia de tan preciados vecinos somontineros. Aquí estoy, y aquí me encuentro, en la alcaldía de este pueblo donde con esfuerzo puedo disfrutar de ese Internet rural que dicen que no vale para ná, ná mas que pa volvernos tos más locos. Jajaja. “Sí señor, tiene usted razón, pero usted déjeme que yo me conecte que como estoy medio grillao, no me afecta…” Jajaja. Entre los grandes ilustres del pueblo haré especial mención a mi muy estimado Anselmo. Anselmo es una persona de unos treinta años que está en el paro. Tiene un rebaño de cabras, las cuales son su gran distracción. Sin comentarios. Anselmo es muy amigo de la barra del bar donde comemos. Están juntos todo el día. Él le cuenta su vida, y ella se queda de piedra. ;) No sé por qué, le he cogio yo cariño al tío éste. Si eres un poco observador, puedes ver en él directamente aplicada la teoría de la evolución. Jajajaja. A las diez u once de la mañana, cuando voy a tomarme un café, Anselmo está lúcido. Radiante. Repeinado y hasta algo serio.

-¡Buenos días Anselmo!, oye, que si quieres le puedes echar una mano a Eddy (Boliviano que trabaja conmigo), que está haciendo unas arquetas de obra y montando unos tubos de acero. Y así te ganas unas perrillas…

- ¿De acero has dicho? ¿Pero eso pesará mucho no? Déjate, déjate…con el calor que hace. María Jesús (camarera), anda ponte una cañica bien fresquica que llevo una sed…

- (Hora de la comida). ¡¡Anselmo!!Buenas tardes. ¿Cómo va la cosa?

- ¡Qué vivaaaaa Españaaaa!! Oé, oé, oé oé….Este año no me pierdo ni un partido del mundial. Anda María Jesús, ponte otra cañica, que esto hay que celebrarlo.

- (Ocho, nueve de la tarde). ¡¡Hombre!! ¡¡Anselmo!!

- (Ojos que se salen de las órbitas, aliento etílico, voz temblorosa…)¡Pego..que pastidazzzo hizzzo ayer er Barsssaa!¡Cagooo en la lessseeee!¡y con uno menos!(levantando el dedo como puede)Oé oé oé oé……oé…….oé…….

-Anselmo, pero si el Barcelona jugó hace dos semanas….jajaja.

 

¡Es bonito este pueblo!....luego está el cabrero. El cuál es dueño de un almacén donde guardo algo de material. Me asomo a la puerta del establo, y digo:

- Oigaaaaaaaaaa, ¿hay alguien?

- ¡¡Ya voy ostias!!¿no ves que estoy con la cabra?

- Jajaja. Yo no veía ná, porque aparte de tener allí el paraíso de las moscas, entre tanto valido, cualquiera sabe lo que está haciendo el tío.

Sale con la boina, masticando palillo, cuerda de pita en lugar de cinturón, ¿camisa o camiseta?, rascándose los huevos y ofreciéndome un cigarro. Vamos que ni el Barragán. Jajaja, ¡no que vá!, si ya no fumo, le digo.

También tenemos, al señor “y mire usted…” como le digo yo. Va a ser el propietario de un embalse de casi 3000 metros cúbicos, que estamos haciendo. Anciano de unos ochenta años. Boina y chaqueta gris (y yo apunto de quitarme la camiseta del calor que me da verlo…)

- Y mire usted…que ya que están aquí y me transplantan el arbolico...

- ¡Sí hombre! Eso se lo hacemos nosotros en un momentico…

- Y mire usted…que si cogemos este trocico más del vecino nos cabe más agua…y con las mismas perricas…

- ¡Hombre!yo no puedo hacer eso, compréndalo. Hay que ajustarse al proyecto. ¿Lo entiende usted verdad?

- Y mire usted…que el vecino nunca viene…con lo bien que está quedando el embalse, ¿qué le costará?….

- Y mire usted, que me tengo que ir, que me están llamandooooo. En fín, que si viene Almodóvar aquí, se coge a unos cuantos a ojos cerraos y hace una película, se lleva el óscar fijo, jajaja.

 

La verdad es que sí que tengo que decir que es un pueblecico para venir a ver. Está en la falda de una montaña. Hay un manantial de agua que abastece a todo el pueblo y nosotros estamos modernizando sus regadíos. Es un pueblo muy sano, con gente humilde y bellas vistas. Sufrió una paralización y casi una desertización tras la guerra civil y desde hace unos años intenta paulatinamente coger un ritmo de una sociedad que avanza más deprisa que los tractores del vecindario.

 

Bueno, desde Somontín (Almería) voy cerrando el portátil (que muchos creen que es una maleta) ¡¡Jajaja!! pa ir a tomarme algo. Seguro que está por allí Anselmo y le pregunto como quedó el Barsa ayer. ;)

 

escrito por Gsú